City as a house, house as a city

The collective unconsciousness, facts.
The earth as a global home, the tribe.
Home in a suitcase, mobile and suggestive.
Back and forth,
The body as house the house as a body.
Reality and fantasy, where is the line? In the memory? Daily life is built or is going to be?
The space, here or there?
The time, past, present or future?
Is it in my mind or in my watch?
History but fragmented?
Opposites, above and bellow, inside and outside, public and private spaces, female and male, black and white, reality and imagination.
System, segment, memory.
Purification, fire and water, solitude, density, desolation but lightness.
The sky is always there.
The spaciousness and the littleness, archeology of domestic life, infinitude in tiny places.
The corners to hide in, the prison that needs to be clean in order to store memories.
The dirt but the episode of living.
Dreaming in bed and meanwhile eating the soup.
Daily labor to survive.

Gospel of Dirt

De la serie CHARCOS
Fotografía intervenida
Medellín, 1993-1996
VER MAS CHARCOS


CUBRELECHO. 1994
Iron  bed, burned oil, cement tiles, black thread, iron sticks, text made of bronze that reads “the blue sky”.

El trabajo de Maria Adelaida López a girado en torno a lo domestico desde el principio, su obra es fuerte y directa en su acercamiento a la reflexión sobre este universo de lo personal. Sus primeros trabajos reflejan las tensiones entre lo publico y lo privado, tienen tanto elementos de la ciudad como elementos de la casa, son reflexiones urbanas, ver la ciudad como una casa, como un cuerpo, o el cuerpo. Asfalto, cemento, fotografía, agua, baldosas de asfalto, baldosas de cemento, el paisaje urbano eran los ingredientes de sus obras. Poco a poco todos estos elementos empezaron a suceder en objetos domésticos, en mesas quemadas cubiertas de asfalto, en camas oxidadas que eran lecho de aceite y paisajes de ciudad, con una casa solitaria y unos postes con sus cables. Eran comentarios sobre esto de ser urbano y domestico, que es como tener doble personalidad, o mejor como tener múltiple personalidad.
Desde que llego a los Estados Unidos a hacer una maestría en artes, su trabajo ha logrado una depuración en las formas y una sofisticación en los conceptos, esto porque ha participado de situaciones en donde estas reflexiones sobre lo domestico-urbano han sido experimentadas, actuadas, vividas, sobretodo de una manera nueva. Esto de mirarse desde afuera, o pausar para seguir, da la claridad, especialmente en este caso, para continuar con el desarrollo de su propuesta.
Maria Adelaida limpió casas en Filadelfia durante sus estudios y esto de estar metiéndose en la vida de los demás, de estar recogiendo y mirando su basura, dio paso al proyecto “I've come here to clean up”, “He venido a limpiar”, que se desarrollo exitosamente y al final fue expuesto en el Museo de Arte Americano. Entre otras cosas dignas del oficio, la que más resonancia ha tenido y continua muy presente en su trabajo es el uso del polvo de aspiradoras, material coleccionado durante este tiempo. Este polvo fue estudiado como en una investigación forense, fue reordenado, clasificado y al final terminaba dando claves, contando historias de sus propietarios. Con este ha modelado y recubierto objetos domésticos y construido instalaciones mezclándolos con juguetes y muebles para construir paisajes domésticos. A veces aparecen de nuevo materiales usados anteriormente como el asfalto o el carbón.

To see recent work Go to the gallery